No te en-redes

5 verderon-atrapado1-1024x768Hoy voy a ser políticamente incorrecta. Lo siento si molesto a alguien. De verdad que no es mi intención.

Lo primero que hago por la mañana, al encender el ordenador, es hacer un repaso rápido tanto en Facebook como en Twitter. A lo largo del día no es infrecuente que lo haga una par de veces más. Estoy al tanto de la gente que sigo y de mis amigos, pero muchas veces eso me consume más tiempo del que desearía.

Recuerdo que hace algún tiempo había gente que, por cortesía, le daba “Me gusta” a cualquier cosa que publicases en Facebook. Aunque solo dijeses: “Hoy haré macarrones”, ahí estaban ellos levantando el dedito. Y tú pensabas: ¡Pero si vives en Lérida y no te los vas a comer, atontaó!

Esa práctica se ha relajado por fin -Si le das, que sea de verdad ¿no crees?- Porque antes, si te descuidabas, cuando entrabas a tu perfil… ¡Leches, cuarenta y dos comentarios! Y pensabas: Voy a necesitar mil horas para contestarles a todos. Pero no… ¡Que no cunda el pánico! Con descartar todos los “Me gusta” de Julita, la cosa se quedaba mucho más manejable. No hablemos  de los que aún ponen “Me gusta” a lo que él mismo acaba de colgar… (Venga, reconócelo, ahora que no nos ven…Tú también piensas: ¡Pues claro que te gusta, chalado! Si no, ¿por qué ibas a ponerlo?)

En Twitter también hay protocolos: Para empezar el día, te saludan y saludas. Aquellos con los que te has saludado con el primer café,  lo hacen a su vez con otros que, por cortesía, —por aquello de no tengo ni puñetera idea de quién es este, pero si ellos lo hacen, habrá que saludarle— te incluyen en su saludo matinal. No saben nada de ti, ni quién eres, ni a que te dedicas; no se han tomado la molestia de pasarse un segundo por tu perfil, pero son un encanto y te saludan.

¡Bueno pues ya estamos todos saludadísimos! Intentemos trabajar un poco en serio.

Pero no, aún no ha acabado la cosa. Sigues revisando las novedades de aquellos a quienes sigues. Ahora viene aún la segunda parte. La del ego: Alguien tiene un nuevo post y lo comparte. Hay un silencio al respecto o solo un suave murmullo —un par de amigos, han hecho un retuit.

Puede ser que no haya interesado demasiado —reconócelo, hoy no estabas especialmente sembrado— otras, aunque es bueno, no ha tenido la repercusión que esperaba, así que a las pocas horas, el padre de la criatura, que no ha recibido trescientos retuits y ochenta comentarios, como en el anterior, vuelve a la carga.

¡Eh, chicos! —yo me lo imagino  agitando las manos y dando saltitos. Será que no me han visto –se dice. Así que vuelve  a compartir su nueva entrada del blog o ese tuit que puso por la mañana y le parecía tan ingenioso. No me engañes que tú también los has pensado. No es difícil encontrarse una y otra vez los mismos tuits, procedentes de la misma persona, recordando su presencia y esperando el premio de una tremenda repercusión. ¿Cuántas veces?

Un rollo, vamos. Sé que eso es habitual y que lo que digo puede molestar a alguien, pero, de verdad de la buena: ¿Es realmente necesario todo esto?

Si eso nos pasa a quienes no seguimos a la gente al tuntún, sino que son pocos y revisamos aunque sea brevemente, de que suele hablar antes de seguirle, para saber si nos interesa, no quiero imaginarme lo que será el Twitter de aquellos que siguen a veinticinco mil ¡Madre del amor hermoso! No hay horas en el día para leerles a todos y menos para enterarte de lo que han dicho.

Como no puedes verlo todo, le das a la ruedecita del ratón -como quien juega a la ruleta rusa- y te detienes en unos poquitos. Tus favoritos. Los que no suelen defraudarte. Y compartes cuando te gusta de verdad y si no, tampoco te sientes un traidor  (no deberías).

Si lo que has dicho interesaba, lo leerán quienes tengan que leerlo. Si no, no pasa nada… Deja de agitar los brazos. Seguro que alguien lo ha visto. Confía en el efecto mariposa. Y sí no, tampoco es tan grave, digo yo. Es verdad que tampoco soy profesional del medio y que más bien podría considerarme una turista de las redes, pero así es como yo lo veo.Imagen
Seguro que esto lo leen cuatro gatos y puede ser que, además, cabree a tres, pero no pienso hacerme el harakiri por ello. Yo lo he soltado y ya está. Si se queda atrapado un ratito en las redes, genial, y si no, ¡a otra cosa, butterfly! Lo que te puedo asegurar es que no en-redaré a nadie, poniéndolo yo misma hasta aburrir a las ovejas, ni daré saltitos por intentar hacerme visible.

Pero claro, lo que he dicho, solo es una opinión.

Imagen: http://xurl.es/l7xt7

Anuncios

Acerca de toyallabata

No sé si importa demasiado quién soy, pero si acaso diré que soy una persona inquieta y con ganas de comunicar. Me preparé para ser Decoradora de interiores y ejercí como tal durante unos años. Luego la vida se complicó un poco. Tres hijas, aún pequeñas entonces, un marido que viajaba continuamente y un cambio de ciudad complicaron la vuelta al mundo laboral. En algún momento decidí intentar reinventarme y en ello sigo. Estoy aquí por mi necesidad insaciable de comunicarme, de expresarme y de compartir ideas. Y porque adoro escribir, pero no solo de cuentos e historias vive el hombre.

6 Respuestas a “No te en-redes

  1. G.

    He estado echándole un vistazo a la letra y es preciosa. Me la apunto pa’l próximo ratito que tenga.

    Ah, y gracias por pasarte también por mi otro blog 🙂 ¡ Ahora mismo está flojito (me queda un mes largo para acabar la carrera y estoy un poco atacá), pero ya lo retomaré…

    Gema.

    Me gusta

  2. G.

    Buenas, he llegado hasta tu blog porque te suscribiste hace unos días al sitio donde pongo coplillas (y fotos de mis bichos en los laterales). Ahora mismo no tengo todo el tiempo que quisiera para curiosear el tuyo, porque estoy de fin de curso y me faltan horas, pero en cuanto lo tenga, lo haré.

    Yo no tengo facebook. En su día no me gustó todo eso que tan bien has descrito y decidí no abrírmelo. Y ahora me alegro de no haberlo hecho. Tampoco tengo tuenti ni twitter ni esas cosas, sólo un par de blogs en wordpress (uno con comentarios cerrados y el otro medio-medio). Aun así sé muy bien de lo que hablas… cuando tenía el blog en el País la cosa funcionaba más o menos como cuentas y era una mierda… menos mal que huí y me vine a wordpress, jeje.

    En fin, que sólo pasaba a saludar y a darte las gracias por tus visitas a mi blog de canciones y por enlazarme… estoooo… que no es por corrección política ni na, 😀 , que te lo agradezco de verdad¡¡¡

    Un abrazo.

    G.

    Me gusta

    • Agradezco tu visita y tu comentario, G.
      No pretendo con este espacio sentar cátedra en nada de lo que pueda decir. Es solo mi manera de conectar con el mundo exterior y comentar lo que observo en esta especie de cuarta dimensión que es el mundo 2.0
      Me gustó muchísimo el trabajo que realizas en tu blog y por eso decidí seguirte.
      Por cierto, a pesar de lo que hayas podido concluir en el post, no reniego en absoluto de Facebook, ni de Twitter… Nada más lejos. Estoy en ambos por voluntad y te aseguro que lo que obtengo en esos espacios es mucho sobre lo que reflexionar y un magnífico espacio lleno de calor humano.
      Las herramientas no son buenas o malas. Lo que importa es el uso que hagamos de ellas.
      Espero que sigamos comunicándonos. Un abrazo 🙂

      Me gusta

      • G.

        Tienes toda la razón, las cosas, por sí solas, no significan más que las posibilidades que encierran. El uso que le demos es cosa nuestra. Mi problema es que cuando me da por algo… por eso procuro mantenerme apartada de las tentaciones, jeje.

        Me alegra que te guste ‘y que la música…’. Cualquier sugerencia, ya sabes 😀

        Por cierto, que ayer creía que te había dejado un segundo comentario, pero se ve que se perdió por el camino. Te dejo la dirección de mi otro blog, una especie de cajón de sastre donde voy dejando todo esas cosas que no sé dónde meter: http://laquevuela.wordpress.com/

        Un abrazo.

        Me gusta

      • Pues ya tienes una nueva seguidora, en http://laquevuela.wordpress.com/, G. Y ten por seguro que si se me ocurre algún tema te lo haré saber 🙂

        Me gusta

      • Me gusta muchísimo esta canción. Por si a ti también y la quieres incluir en tu blog: james morrison- you give me somthing 🙂

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

abril 2013
L M X J V S D
    May »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  
El País de las Hadas by Isabel Jiménez

.....pequeñas historias...

Ficcionario de Javinac

Historias que nacieron para ser contadas

AUTOPSIA

____________________"Ver por los propios ojos"________Miguel Lorente Acosta______

Singularette

No solo soltera, sino singular

unmaldiaparaelpezplatano

Cuentos, microcuentos y cosas todavía más pequeñas

Como Ser Vegano

...sin morir en el intento

joseluisafan

Una ensalada de poemas, relatos, cuentos y escritos varios. Descubrí que podía escribir y desde entonces le escribo... quizás un día lo lea ...

Proyecto "Madres"

Desde "La Habitación de Lucía" queremos dar voz a todas las madres de hijos con diversidad funcional.

Te Conozco Bacalao

Un lugar para la diversión

buensalvaje

Desvíos para lectores de a pie

Cardiopatía poética

Cada palabra un latido, el silencio entre latidos otra palabra. Un blog de Miguel Lorente Acosta

Cambiemos el Mundo, cambiemos la Educación

Porque cada vez somos más los que queremos cambios y un mundo mucho mejor

Enric Ochoa-Prieto

Pensadlo, y luego olvidadlo.

TORMENTAS DE TINTA

Un blog para soñar, un blog para pensar, un blog para vivir...

A %d blogueros les gusta esto: