Hablar en tiempos revueltos

dialogo-12

Vivimos tiempos convulsos. Toda la información que nos llega está manipulada, bien sea por falta de ética profesional —señores periodistas, no se olviden nunca de comprobar las fuentes—, por precipitación, por ignorancia o bien por oscuros intereses. Parece por tanto que lo más prudente sería cogerlo todo con pinzas antes de tuitear en arameo y que la carótida amenace con estallar si algo nos parece indignante y también antes de entonar Aleluyas precipitados ante aquellas “noticias” que nos hagan abrigar esperanzas en algún tema de nuestro interés.

Igual a mí se me ha ido un poco la mano buscando el punto de equilibrio —Ommmmmm…—  y deseando una vida más Slow, pero es que tengo la sensación de que todo va excesivamente rápido.

Todo el mundo parece ambicionar ser el primero en hacerse eco de cualquier noticia. El Twitter ha contribuido a esa sensación de inmediatez. La rapidez de propagación de la onda expansiva es prácticamente inmediata. Son décimas de segundo lo que tarda en repercutir un tuit impactante y sus consecuencias se producen a velocidad ultrasónica. A veces para bien y otras no tanto. Es posible incluso que puedan haber detrás oscuros intereses.

Una falsa noticia, casi seguro que no se crea porque sí, por simple aburrimiento. Tomaré como ejemplo el anuncio de un atentado en la Casa Blanca hace un par de días a través de una agencia de noticias que había sido hackeada:

Imagen

(http://xurl.es/yyx21)
La consecuencia más visible de esa falsa noticia fue la caída inmediata de la bolsa en Wall Street, que seguro que se tradujo en graves pérdidas económicas para unos y en obscenas ganancias para otros. En los dos minutos escasos en que tarda en detectarse un rumor y en desmentirlo puedes hacerte rico… Una práctica nada ética, es verdad, pero posible.

El caso es que el mundo funciona a la velocidad de la luz. Para mal, pero también para bien. Este mundo del 2.0 proporciona muchas herramientas y de la integridad de cada uno dependerá como se utilicen.

Las redes son fantásticas. Una magnífica  herramienta y un modo —impensable hace solo unos años— de conectarnos con la humanidad entera; de compartir inquietudes y pensamientos.

Hace ya bastante tiempo que llegó a mis manos un vídeo que me llenó de esperanzas.

Los oscuros intereses que pueda haber detrás de un caldeamiento de los ánimos entre personas o naciones, se me escapan. Igual soy algo rara, pero no concibo que la maldad pueda anidar con tanta fuerza en ningún ser humano como para anteponerse intereses económicos, políticos o personales en perjuicio de las vidas de otras personas. Lamentablemente, una parte de la humanidad, funciona así: Economía, armamento, competitividad…

Sin embargo, tengo buenas noticias: “Los malos”, cometieron un error. Han dejado también  al alcance de “los buenos” esa herramienta tan poderosa. Mi voz y la tuya también pueden hacerse oír si  tenemos algo que decir.
Dice un proverbio indio: Cuando hables, procura que tus palabras sean mejor que el silencio.  Pero, sin tener nada que objetar al respecto, yo añadiría: Pero si tus palabras pueden ayudar, no te calles, porque “(…)permitir una injusticia abre el camino de todas las demás” (Babel. Ignacio Ferrando)

Por si alguien aún no lo conoce, os dejo el vídeo que me hizo creer que otro mundo es posible si nos empeñamos en hacerlo posible

Imagen: http://xurl.es/e9c6x

Anuncios

Acerca de toyallabata

No sé si importa demasiado quién soy, pero si acaso diré que soy una persona inquieta y con ganas de comunicar. Me preparé para ser Decoradora de interiores y ejercí como tal durante unos años. Luego la vida se complicó un poco. Tres hijas, aún pequeñas entonces, un marido que viajaba continuamente y un cambio de ciudad complicaron la vuelta al mundo laboral. En algún momento decidí intentar reinventarme y en ello sigo. Estoy aquí por mi necesidad insaciable de comunicarme, de expresarme y de compartir ideas. Y porque adoro escribir, pero no solo de cuentos e historias vive el hombre.

2 Respuestas a “Hablar en tiempos revueltos

  1. Conocía el video y creo que haces una gran reflexión… queremos ir demasiado deprisa y eso tiene muchos peligros… y las herramientas están ahí y no son culpables… su uso es el que marca la bonbdad o la maldad. Muy buen post!

    Me gusta

    • Gracias, fredi58. Me alegra que te haya gustado. Soy la primera en adorar las herramientas… Me muevo en Facebook, en Twitter y ahora con este blog. Disfruto haciéndolo y comunicándome con otros humanos.
      Por supuesto que ellas no son culpables. Las herramientas están ahí para todos. El destornillador es inocente, pero con un destornillador puedes armar un mueble o atravesar un cuerpo. Somos nosotros los únicos responsables de su uso.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

abril 2013
L M X J V S D
    May »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  
El País de las Hadas by Isabel Jiménez

.....pequeñas historias...

Ficcionario de Javinac

Historias que nacieron para ser contadas

AUTOPSIA

____________________"Ver por los propios ojos"________Miguel Lorente Acosta______

Singularette

No solo soltera, sino singular

unmaldiaparaelpezplatano

Cuentos, microcuentos y cosas todavía más pequeñas

Como Ser Vegano

...sin morir en el intento

joseluisafan

Una ensalada de poemas, relatos, cuentos y escritos varios. Descubrí que podía escribir y desde entonces le escribo... quizás un día lo lea ...

Te Conozco Bacalao

Un lugar para la diversión

buensalvaje

Desvíos para lectores de a pie

Cardiopatía poética

Cada palabra un latido, el silencio entre latidos otra palabra. Un blog de Miguel Lorente Acosta

Cambiemos el Mundo, cambiemos la Educación

Porque cada vez somos más los que queremos cambios y un mundo mucho mejor

Enric Ochoa-Prieto

Pensadlo, y luego olvidadlo.

A %d blogueros les gusta esto: