508 Sueños

 sueno-dormir-durmiendo-mujer (2)

¿Qué habría después de los sueños? Siempre temía el momento del despertar. Comenzaba a rayar el alba, pero ella se resistía a abandonar la serenidad que encontraba entre las sábanas. Se aferró a la almohada y a los que podrían ser los últimos jirones de aquellos sueños, y temiendo el día en que acabasen.

Fueron muchas las veces que deseó que no llegase el amanecer, para poder quedarse eternamente en el único lugar donde se sentía en calma: enredada en sus sueños.

El sol siguió avanzando colina arriba, ajeno a sus deseos. Él no entendía demasiado de sueños. Se limitaba a cumplir su cometido. No se hacía preguntas. Solo hacía lo que todo el mundo esperaba: volver a amanecer. Más temprano durante el verano; algo después cuando el frío invierno reinaba. Unas veces radiante y otras sin embargo apenas visible, pero acudiendo cada día, obediente y en silencio.

Cada uno de esos sueños formaron parte de su vida. O tal vez fueron una vida entera en sí mismos. Ella solo sabía que cada noche volvía a tejerlos. Y cada uno de ellos certificaba una vida que podría haber sido. En cualquier caso aquellos sueños no eran solo imaginación, no eran espejismos, también fueron vivencias reales. Todos y cada uno.

La luz, finalmente, atravesó la ventana, acariciando con delicadeza su piel desnuda, como un amante atento, para que despertase al nuevo día. Abrió los ojos resignándose a seguir en la realidad hasta que anocheciese de nuevo. Era un privilegio esa capacidad suya de soñar, así que volvería a hacerlo mientras fuese posible.

Sabía también que en algún momento, acabarían. Que un día no habría más.
Y un día, no volvieron, pero fue hermoso haber tenido aquellos sueños. Quinientos ocho, para ser exactos.

images

Anuncios

Acerca de toyallabata

No sé si importa demasiado quién soy, pero si acaso diré que soy una persona inquieta y con ganas de comunicar. Me preparé para ser Decoradora de interiores y ejercí como tal durante unos años. Luego la vida se complicó un poco. Tres hijas, aún pequeñas entonces, un marido que viajaba continuamente y un cambio de ciudad complicaron la vuelta al mundo laboral. En algún momento decidí intentar reinventarme y en ello sigo. Estoy aquí por mi necesidad insaciable de comunicarme, de expresarme y de compartir ideas. Y porque adoro escribir, pero no solo de cuentos e historias vive el hombre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

mayo 2013
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
El País de las Hadas by Isabel Jiménez

.....pequeñas historias...

Ficcionario de Javinac

Historias que nacieron para ser contadas

AUTOPSIA

____________________"Ver por los propios ojos"________Miguel Lorente Acosta______

Singularette

No solo soltera, sino singular

unmaldiaparaelpezplatano

Cuentos, microcuentos y cosas todavía más pequeñas

Como Ser Vegano

...sin morir en el intento

joseluisafan

Una ensalada de poemas, relatos, cuentos y escritos varios. Descubrí que podía escribir y desde entonces le escribo... quizás un día lo lea ...

Te Conozco Bacalao

Un lugar para la diversión

buensalvaje

Desvíos para lectores de a pie

Cardiopatía poética

Cada palabra un latido, el silencio entre latidos otra palabra. Un blog de Miguel Lorente Acosta

Cambiemos el Mundo, cambiemos la Educación

Porque cada vez somos más los que queremos cambios y un mundo mucho mejor

Enric Ochoa-Prieto

Pensadlo, y luego olvidadlo.

TORMENTAS DE TINTA

Un blog para soñar, un blog para pensar, un blog para vivir...

A %d blogueros les gusta esto: