Ser mediocre, mola.

Ser mediocre, mola

¿Qué, crees que estoy de coña? Pues no, en absoluto…

Tenía que estar escribiendo un relato con la ambición como tema. Macbeth y eso, ya sabes… Y me cuesta. La verdad es que a veces cuesta contar sin decir, que es la mejor manera de contar. Supongo que soltar a bocajarro es más fácil y por eso también tengo un blog…La inspiración no siempre llega. Que le vamos a hacer… Reconozco que soy bastante dispersa. De eso hablamos otro día. Ahora a lo que íbamos: Digo que me parece que mola ser mediocre.

Lo explico:

Conozco a mucha gente mediocre. En realidad todos los somos, pero no todos saben que lo son. Yo, que soy la reperalimonera de lista, se que sí lo soy. Mediocre, digo. Y me mola… Me gusta porque me he dado cuenta de que, cuando lo sabes, puedes hacer de tu debilidad una fortaleza. Cuando eres consciente de tus limitaciones, tienes la mente abierta y los oídos en modo “escucha activa” entiendes que no lo sabes todo y que lo que no sabes tú, lo sabe otro. Incluso lo que “sabes” no tienes problema en que te lo cuestionen, porque seguramente no andas sobrado de autoestima. Y, ya puestos, tampoco eso parece tan malo, según como se mire…

Por una serie de circunstancias he conocido últimamente a otros “mediocres” y a gente con la autoestima ligeramente regulera… Vamos, la justita para pasar el día. Y me gustan… ¡Me gustan muchísimo! Son gente muy enrollada: colaboradora, curiosa, que comparte, que suma, que es inquieta, amable y genial… Todos están pendientes de todos, porque reconocen y “sufren” parecidas debilidades y, como consecuencia, tienen una especie de radar para las ajenas. Hacer de tu debilidad, virtud, me parece fantástico. Son críticos, pero siempre de manera constructiva. Se ofrecen amistosamente si consideran que pueden ayudarte a mejorar algo que estés haciendo, pero no te machacan nunca, ni lo saben todo.

No se cómo les irá a los “soylahostia”, pero mejor que les vaya bien, porque no suelen tener demasiados simpatizantes. Seguidores, al rebufo del triunfo, sí, pero, ¿amigos? ¿colaboradores desinteresados y generosos? En el mundo competitivo, son muchos los que se alegran si destacabas y te metes un guarrazo, porque eso les deja la posibilidad de ser el siguiente “soylahostia”
      – ¿Se está bien ahí arribaaaaaaaaaaaa?  -Le grito al de arriba del pedestal, porque está muy lejos… y muy solo.


piazza-colonna-columna-de-marco-aurelio

Si, creo que mola muchísimo más el compañerismo que hay entre los mediocres. Quien lo es de verdad, apuesto a que no será nunca un “soylahostia”  También existe el “pringadillo”, pero ese es otro tipo de personajedel que algún día podemos hablar, pero que básicamente es un “soylahostia” que nunca alcanza metas relevantes. 

Cuando los mediocres logran algún triunfo, todos compartimos su alegría. Incluso muchas veces se lo tenemos que decir los demás, porque ellos rara vez alardean. Se alegran, sí, pero discretamente y por lo bajini, porque son conscientes de lo efímero que es todo. Ellos saben que no han llegado solos y que nunca se está arriba todo el tiempo; pero también saben que cuando no lo estén, pueden volver a ocupar su sitio y volver a integrarse entre los demás mediocres. Le daremos una palmadita en la espalda, nos tomaremos un vino para celebrarlo con él y le diremos: “Ha estado muy güai, chaval… Ahora, sigamos. Aún hay mucho por hacer”

colaborar

Si estás leyendo esto y eres un “soylahostia”,  ¿puedo decirte algo? A modo de sugerencia, vaya…  Aterriza. Busca alguien de confianza y dile que te de una colleja. Te estamos esperando para seguir trabajando… juntos. ¿Vienes?
Mejor que competir, colabora y comparte. 

Anuncios

Acerca de toyallabata

No sé si importa demasiado quién soy, pero si acaso diré que soy una persona inquieta y con ganas de comunicar. Me preparé para ser Decoradora de interiores y ejercí como tal durante unos años. Luego la vida se complicó un poco. Tres hijas, aún pequeñas entonces, un marido que viajaba continuamente y un cambio de ciudad complicaron la vuelta al mundo laboral. En algún momento decidí intentar reinventarme y en ello sigo. Estoy aquí por mi necesidad insaciable de comunicarme, de expresarme y de compartir ideas. Y porque adoro escribir, pero no solo de cuentos e historias vive el hombre.

18 Respuestas a “Ser mediocre, mola.

  1. Pues yo NO me considero MEDIOCRE.
    Tampoco soy un #soylahostia, donde va a parar. Pero creo que el término mediocre es un poco insultante y ofensivo, y que se ha usado para llamar la atención; ya que si se hubiera usado el término #normalito no hubieras conseguido tanta notoriedad.
    No, yo no me considero #Mediocre y el día que lo haga será mejor que de un giro a mi vida.
    PD: la ambición ha dado paso a la soberbia.

    Me gusta

    • No he pretendido molestar a nadie y mucho menos utilizar el término “mediocre” para “pretender notoriedad”, como dices. De hecho este blog no pretende ni ha pretendido nunca ser algo más que un comentario personal “en voz alta”, por decirlo de algún modo, y no persigue destacar o resultar pretencioso.

      Por supuesto respeto tu opinión pero me temo que no la comparto. Poner en duda la “inocencia” de la intención en el uso del término es un derecho que te asiste y del cual no voy a defenderme, ya que no lo considero oportuno ni mucho menos necesario.

      Agradezco en cualquier caso tu honestidad y me parece estupendo que hayas expresado tu opinión.
      Perdona que no comente tu postdata, pero me temo que no entiendo su sentido.

      Un saludo, mercesori

      Me gusta

      • Creo que has podido pretender que todos los no #soylahostia se hayan sentido identificados en un mismo grupo, pero el término #mediocre me parece que no es el adecuado.
        Claro, escribes desde la ironia y desde la perspectiva de un #soylahostia para que sea más llegadero a los normales.
        NUNCA he creído en llamar a la gente por terminos negativos a no ser que esas personas sean así por derecho propio.

        Me gusta

      • Verás, mercesori, agradezco tu análisis sobre mis pretensiones, pero me temo que es mucho más sencillo: Escribo como soy. No se hacerlo de otro modo, como tampoco se ser más alta o más baja, más lista o más tonta de lo que soy.
        Supongo que, de mi manera de expresarme, un sesudo psicólogo podría hacer un interesante análisis, pero no es algo que me condicione a la hora de escribir.
        Respecto al uso de los términos negativos, entiendo tu manera de verlo, pero en mi familia, abundante y numerosa, llamarnos. foca, inútil, torpe o cualquier otro término negativo que se te ocurra forma parte de la normalidad. Los términos cambian en función de la intención con que se utilicen. La piedra no es más que piedra salvo si se utiliza como arma arrojadiza. No se si somos a-normales* por eso, ni pretendo justificar nada. Solo constato que es parte de mi “indiosingracia”

        * anormalidad: f. Irregularidad, anomalía o falta de adecuación a lo que es habitual:

        Me gusta

      • Seguiré de cerca tus posts, puesto que porque haya algo en lo que no estemos de acuerdo no significa que no pueda interesarme tu opinión sobre el resto de cosas. Un saludo

        Me gusta

  2. Esta genial!!! Me he pasado toda la vida diciendo que me encanta la gente que me rodea y que son NORMALES, y escribo NORMALES con mayúscula!!! Son aquellas personas que son conscientes de sus limitaciones y con la humildad suficiente para querer mejorar continuamente. Son las personas NORMALES las que alcanzan los mejores resultados. ¡Aparta de mi las personas Excepcionales, por lo menos las que creen que lo son!
    Gracias por plasmar tan bien tus ideas!!

    Me gusta

  3. Muy bueno 🙂 Tal y como decía Nietzsche al respecto de esos “soylahostia”:

    “¿Cómo? ¿Un gran hombre? Yo veo siempre tan sólo al comediante de su propio ideal”.

    Me gusta

  4. La cuestión es que todos somos del montón. Unos, del montón de los “soylahostia” y otros del montón de los “mediocres”. Pero los divertidos, colegas, majetes y personas con las que te irías de cañitas no están en el primer montón. Gracias Toya por la puntualización.

    Me gusta

  5. Toya, has sabido transmitir con una gran sinceridad, lo que yo siento, y cómo me siento una mediocre orgullosa de serlo y estar rodeada de mediocres. A mi no me parece fácil escribir sobre este tema, y tu lo has hecho realmente bien. Gracias, eres una de mis mediocres favoritas.

    Me gusta

  6. Pingback: Liderazgo, ma non troppo | José Sánchez-Mota. Coach.

  7. Eso no es ser mediocre Toya… Es ser consciente que colaborar y trabajar en equipo es lo que nos hace avanzar como colectivo, y que compartir nos enriquece.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

diciembre 2013
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
El País de las Hadas by Isabel Jiménez

.....pequeñas historias...

Ficcionario de Javinac

Historias que nacieron para ser contadas

AUTOPSIA

____________________"Ver por los propios ojos"________Miguel Lorente Acosta______

Singularette

No solo soltera, sino singular

unmaldiaparaelpezplatano

Cuentos, microcuentos y cosas todavía más pequeñas

Como Ser Vegano

...sin morir en el intento

joseluisafan

Una ensalada de poemas, relatos, cuentos y escritos varios. Descubrí que podía escribir y desde entonces le escribo... quizás un día lo lea ...

Proyecto "Madres"

Desde "La Habitación de Lucía" queremos dar voz a todas las madres de hijos con diversidad funcional.

Te Conozco Bacalao

Un lugar para la diversión

buensalvaje

Desvíos para lectores de a pie

Cardiopatía poética

Cada palabra un latido, el silencio entre latidos otra palabra. Un blog de Miguel Lorente Acosta

Cambiemos el Mundo, cambiemos la Educación

Porque cada vez somos más los que queremos cambios y un mundo mucho mejor

Enric Ochoa-Prieto

Pensadlo, y luego olvidadlo.

TORMENTAS DE TINTA

Un blog para soñar, un blog para pensar, un blog para vivir...

A %d blogueros les gusta esto: