La vida vs. IKEA

La vida vs. IKEA

images (1)

      Supongo que cualquiera que esté leyendo estas líneas (gracias por hacerlo), es muy probable que tenga una cuenta en Twitter, en Facebook o, al menos,  una cuenta de correo electrónico.  Dando entonces por supuesto que conoces el mundo virtual, estoy completamente segura de que sabes de qué hablo al pedirte que pienses un instante en esos bonitos dibujos con mariposas, flores y duendecillos con frases inspiradoras,  o bien en esos retratos de señores sesudos que, en algún momento de sus vidas, pronunciaron alguna de esas sentencias maravillosas que se les atribuyen y que todos hemos compartido en algún momento. Es algo así como la versión siglo XXI de ese refranero español al que recurrían nuestros abuelos. Son las instrucciones 2.0 para vivir.

     Cada vez que entras en Facebook, por poner un ejemplo, las lees y dices: ¡Qué bonito eso! ¡Cuánta verdad en esto otro! Hay que ver qué tipos más listos Gandhi, o Mandela, o Chaplin o ese Osho, a los que todos hemos mentado alguna vez… Estos y algunos más, debieron de pasarse la vida hablando, porque hay que ver la de frases que se les atribuyen, ¡madredelamorhermoso!

mandela-480x330

Benedetti

chaplin (1)

     A lo que iba… Que digo yo que no será porque no nos han dado instrucciones para vivir más vidas que un gato, pero una de dos: o somos un poco zopencos o es que la vida no funciona como dice en el manual.

     Esto es como lo de los hijos: Todos somos estupendos educando a los ajenos. ¡Vamooooos, reconócelo! Somos Doctores en Pedagogía, Psicología, Inteligencia Emocional y en Gramática Parda… Hasta que llegan los tuyos y te haces un lío de mil pares de narices y nada sale como suponías. Y con la vida, así, en general, creo que pasa algo parecido. Todos hemos sido aleccionados por las mentes más preclaras. En casa, relajados y, a ser posible, en un día soleado de vacaciones, lo tenemos clarísimo.

     Cada uno tiene sus normas básicas y todo eso, pero es que luego nos sale como nos sale… Ya escribí algo sobre esto de dar consejos a troche y moche de cómo vivir (“No me des consejos, dame la mano”, se llamaba aquello) porque en aquel momento de mi vida, era harto frecuente tener que escuchar aquello de “Tú lo que tienes que hacer es…” (y lo que le apeteciese decirme al buen samaritano de turno) ¡Oye, y que no es una queja! Sé que lo hacían con buena voluntad (vale, no todos, pero la mayoría), pero reconocerás que cuando estás metida en el lío que sea, todo resulta mucho más difícil que visto desde fuera. Lo de aconsejar de modo objetivo mola. Se trata de aplicar el manual. Lo difícil es aplicarlo sin que las emociones se te atoren en las páginas de ese dichoso manual.

     Tal vez te preguntes: ¿Y eso de IKEA que has puesto en el titulo? ¡No me seas impaciente, que a eso iba ahora! ¡Si es que os adelantáis…!

     Pues lo de IKEA viene a cuento de que tengo la sensación de que la vida es algo parecido a montar muebles de IKEA, pero a las bravas… Vamos, lo que viene siendo sin manual ni nada. Parece sencillo en la tienda, pero luego resulta que te surgen dudas con las instrucciones, aunque el listo de turno te dice que es muy fácil, que sólo tienes que poner el tornillo Stökfun en el panel Ravidës  y luego encajarlo sobre la base Torkfunden… Y es que, además, parecía lógico pensar que si hay dieciséis agujeros en el panel Ravidës, que en el manual venía con unos tornillitos dibujados y una flecha indicando que los encajases justo ahí, los tornillitos de marras también deberían ser dieciséis, pero resulta que tienes doce; y de otros, que son primos hermanos (ahí dudas cuál se parece más al de las instrucciones) resulta que vienen diecinueve. No, no son  dieciocho, que al menos serían pares ¡sino diecinueve, para que aún te armes más lío! Y ni siquiera ves dónde hay más agujeros para tanto tornillo.

     Que me perdonen los señores de IKEA por haberles metido en este lío, porque además yo soy muy fan, (de verdad que todo acaba encajando) pero es que eso de poner nombres suecos siempre impone. Y en España, que lo de los idiomas lo llevamos bastante regulín, más.

     Pues eso… que es algo así como creo que va esto de vivir. Siempre parece faltar o sobrar algo. Aquello que te ocurre  no estaba previsto o no es exactamente como lo que le pasó a tu amiga, que sí era de manual, y al final todos acabamos improvisando.  Unos son más habilidosos que otros, eso es verdad.

     Conseguimos montar nuestro primer mueble —seguramente tú también empezaste con lo que viene siendo una mesa Lack —que vendría a ser  tu infancia—, y a continuación nos liamos con la cómoda Malm —léase adolescencia— y cuando has superado esa prueba es cuando nos venimos arriba y ya vamos de sobrados. Antes de que te des cuenta tienes desplegadas las piezas para montarte una librería o una cocina —léase una relación formal de pareja, o tener hijos, criarlos, etc.—  Estás convencido de que ya controlas el tema y que no va a ser mucho más complicado: Sólo requiere un poco de maña, mucha paciencia y seguir el manual. Y hasta te has hecho con el atornillador Black&Decker ¡Eres un montador experimentado! Pero es que ahí es donde ya no va la cosa de un par de tornillos de más o de menos, ahí todo lo que ya creías tener controlado se multiplica como las escobas en “El aprendiz de brujo” ¿Recuerdas?

     Aplicado a esto de vivir, te sientes tan novato como si acabases de empezar, pero además sin Black&Decker, porque has perdido la punta Alen, y el manual de instrucciones ¡Y ni siquiera te vale que hayas aprendido el sueco!

     Lo que nadie te había dicho es que, a esto, a lo de vivir, no se termina de aprender nunca. Y además, resulta que cuando ya le has ido pillando el truco, va y te mueres.

Anuncios

Acerca de toyallabata

No sé si importa demasiado quién soy, pero si acaso diré que soy una persona inquieta y con ganas de comunicar. Me preparé para ser Decoradora de interiores y ejercí como tal durante unos años. Luego la vida se complicó un poco. Tres hijas, aún pequeñas entonces, un marido que viajaba continuamente y un cambio de ciudad complicaron la vuelta al mundo laboral. En algún momento decidí intentar reinventarme y en ello sigo. Estoy aquí por mi necesidad insaciable de comunicarme, de expresarme y de compartir ideas. Y porque adoro escribir, pero no solo de cuentos e historias vive el hombre.

8 Respuestas a “La vida vs. IKEA

  1. Realmente muy bueno Toya. Que gran paralelismo le das a la situación con la empresa.

    Me gusta

    • Intento encontrar siempre algo bueno en toda situación, Ricard. Tengo una librería de Ikea enorme, pero una de las piezas que necesitaba para mi diseño, no existía. Ahora existe. En mi casa, al menos… 🙂
      Tal vez muchas cosas haya que reinventarlas, en lugar de rendirnos: Necesitamos un poco de ingenio, muchas ganas y el deseo inquebrantable de hacerlas posibles, ¿no crees?
      Gracias por tu comentario, Ricard

      Me gusta

  2. Es que cuando seguimos los manuales de la vida, tenemos la sensación de hacerlo mal.
    Yo prefiero hacer mis propias instrucciones (muy básicas, eso sí) para poder seguir adelante, porque si miras los manuales o si sigues los mapas de otros, dejas de ser tú y te conviertes en alguien que no tiene nada que ver contigo.
    ¡Me ha costado cuarenta años darme cuenta! 🙂

    Me gusta

    • Yo siempre tiré más de intuición que de manual, Manuela. Aún así, a veces se te lían los tornillos y es complicado. Voy a ver si los clasifico por tamaños y puedo seguir montando algo. Tal vez no lo que tenía previsto, pero algo se me ocurrirá. Para algo soy decoradora. Lo del diseño “alternativo” no se me da mal del todo 😉
      Gracias por tu aporte.

      Me gusta

  3. Genial el paralelismo con Ikea. Me ha parecido muy original.

    Un saludo.
    Lucas

    Me gusta

  4. Me has hecho reír Toya… y dices cosas que creo que más de una vez todos hemos pensado. Y además, a veces, esa paulatina adquisición de destreza en el montaje de muebles de IKEA se ve truncada súbitamente y te toca continuar montando muebles que ya hacía tiempo que pensabas que habían quedado atrás aunque has perdido las herramientas que en su día tuviste… En fin que, como tú dices, el manual nunca recoge tu caso… Un abrazo 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

marzo 2014
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
El País de las Hadas by Isabel Jiménez

.....pequeñas historias...

Ficcionario de Javinac

Historias que nacieron para ser contadas

AUTOPSIA

____________________"Ver por los propios ojos"________Miguel Lorente Acosta______

Singularette

No solo soltera, sino singular

unmaldiaparaelpezplatano

Cuentos, microcuentos y cosas todavía más pequeñas

Como Ser Vegano

...sin morir en el intento

joseluisafan

Una ensalada de poemas, relatos, cuentos y escritos varios. Descubrí que podía escribir y desde entonces le escribo... quizás un día lo lea ...

Proyecto "Madres"

Desde "La Habitación de Lucía" queremos dar voz a todas las madres de hijos con diversidad funcional.

Te Conozco Bacalao

Un lugar para la diversión

buensalvaje

Desvíos para lectores de a pie

Cardiopatía poética

Cada palabra un latido, el silencio entre latidos otra palabra. Un blog de Miguel Lorente Acosta

Cambiemos el Mundo, cambiemos la Educación

Porque cada vez somos más los que queremos cambios y un mundo mucho mejor

Enric Ochoa-Prieto

Pensadlo, y luego olvidadlo.

TORMENTAS DE TINTA

Un blog para soñar, un blog para pensar, un blog para vivir...

A %d blogueros les gusta esto: