Miradas


mirada2 (2)

Cuando me surgen preguntas de manera inconsciente, intento encontrar respuestas desde la intuición, más que desde la razón. Hoy me he acordado de un famoso cuento de Nasrudín que compartí hace algún tiempo.

Todos buscamos respuestas. Tal vez no todo el mundo se haga las mismas preguntas, es verdad. Por otro lado, aunque resultase que sí, es poco probable que hallasen las mismas o, ni tan siquiera, similares.

Hoy me pregunto con que grado de autenticidad somos capaces de mostrarnos, no ya a otros, sino incluso a nosotros mismos. Quien más y quien menos se ha puesto un traje, con suerte, elegido y hecho por él mismo y a su medida pero, con demasiada frecuencia, el que considera que le hace resaltar sus rasgos más favorecedores: aquellos que muestran su mejor aspecto de cara a los demás e incluso a sí mismo (e incluso adaptado a la moda más demandada).

Nos hemos ido estandarizado de tal modo que en algún momento, suponiendo que nos mirásemos a ese espejo interno que nos muestra sin piedad alguna, tal vez nos cueste reconocernos, sentirnos cómodos en nuestra propia piel,  genuinos, auténticos… ¿O son dudas sólo me asaltan a mí?
Recuerdo aquellos versos de Becquer, que dicen: “que el alma que hablar puede con los ojos, también puede besar con la mirada”.

images (1)

 

Y me pregunto…

¿Con que frecuencia “nos miramos” o “nos dejamos ver”?

Lo que voy a decir igual suena algo “místico”, pero no lo es:

Creo que la transmisión de información más valiosa, más auténtica de quienes somos ocurre cuando permitimos el “flujo energético” que se produce en la mirada consciente al otro ( o a nosotros mismos).
Hace poco, hablando con un amigo, comentamos que, seguramente, todo lo que era verdaderamente importante saber de alguien, se podría saber a través de la mirada.

images (5)

Quienes me conocen saben que soy devota de la palabra; es cierto, pero también creo que muchas veces, la información por vía verbal puede resultar confusa o insuficiente. No siempre se encuentran las palabras adecuadas y, por otro lado, para que ocurra la “magia” comunicativa, tanto emisor como receptor han de estar sintonizados en la misma frecuencia en el preciso instante en que ocurre el intercambio de mensajes.
miradas-haiti_001 (2)

Seguramente habréis visto ya un vídeo que andaba por las redes. Por si es que no, lo recupero: Dos personas frente a frente, mirándose a los ojos. Silencio absoluto. ¿Nada más?… Creo que TODO.

¿Que tal si nos detenemos? Vamos con tantas prisas que le dedicamos poco tiempo a lo verdaderamente importante: Desnudarnos. ¡Venga! ¿Por qué no? Probemos a desvestirnos de frases hechas, de lugares comunes, de disfraces; probemos a dejar a un lado los convencionalismos, los prejuicios y, simplemente, adentrarnos en la mirada del otro. O en la propia, mirando a nuestro interior, pero, ¡ojo!… mires donde mires, sea dentro o fuera, hay que hacerlo sin juzgar. Esto último ya es el “más difícil todavía”, el “abracadabra”, es “rizar el rizo”, pero se puede… Incluso, me atrevería a decir que “se debe”.

«Tal vez quien no se asoma a otros ojos esconde su “alma”, o carece de interés por la ajena»

mirada2 (2)     images (2)  mirada3    _marga_47e84ea8 (1)

Añado un regalo de última hora, que me ha hecho mi amiga Ana Carmen Moruga y que, ni quiero, ni puedo, dejar sin compartir:

Anuncios

Acerca de toyallabata

No sé si importa demasiado quién soy, pero si acaso diré que soy una persona inquieta y con ganas de comunicar. Me preparé para ser Decoradora de interiores y ejercí como tal durante unos años. Luego la vida se complicó un poco. Tres hijas, aún pequeñas entonces, un marido que viajaba continuamente y un cambio de ciudad complicaron la vuelta al mundo laboral. En algún momento decidí intentar reinventarme y en ello sigo. Estoy aquí por mi necesidad insaciable de comunicarme, de expresarme y de compartir ideas. Y porque adoro escribir, pero no solo de cuentos e historias vive el hombre.

9 Respuestas a “Miradas

  1. Carmen Cifuentes "Collier"

    Bonita entrada. Un saludo.

    Me gusta

  2. Fantástico tu post, me ha encantado 😉

    Me gusta

  3. Ana

    Exacto, el discurso innecesario. ¿Cuántos años exige el aprendizaje de algo así?

    Le gusta a 1 persona

  4. Sería interesante, sin duda, “experimentar” sin público, Ana. En cualquier caso, lo que ocurre no necesita demasiada explicación ¿verdad?Más bien ninguna…
    Me encanta hablar, Me encanta escuchar; sin embargo, hoy, he querido hacer una llamada de atención respecto a algo a lo que no prestamos la debida atención. Tal vez lo que nos ocurre es que muchas veces nos enredamos en discursos innecesarios. Debería ser mucho más sencillo. ¿O ya lo es y no lo explotamos lo suficiente?
    Gracias por comentar 🙂

    Me gusta

  5. Ana

    Todita la razón, Toya. Casi nada, he dicho mientras te leía. Ufff, la mirada, la sintonía, ¿y si quitamos las palabras? Madre, a nosotras, con lo que nos gustan. Y sin embargo sí que es cierto que a veces he intentado “contar una mirada”, una sonrisa, un gesto que cuesta describir, pero que lleva aparejada casi una historia. Al ver el video, he querido quitar los primeros minutos, o segundos que se me han hecho largo. A mi me daría la risa, me pondría nerviosa, pero claro, llega él, ay qué hombre, si hasta a mi me apetecía mirarlo y todo funciona, pero dime, ¿no te parece que sobra público en ese experimento?

    Un abrazo.

    Ana.

    Preciosa mirada-título 😉

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

enero 2015
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
El País de las Hadas by Isabel Jiménez

.....pequeñas historias...

Ficcionario de Javinac

Historias que nacieron para ser contadas

AUTOPSIA

____________________"Ver por los propios ojos"________Miguel Lorente Acosta______

Singularette

No solo soltera, sino singular

unmaldiaparaelpezplatano

Cuentos, microcuentos y cosas todavía más pequeñas

Como Ser Vegano

...sin morir en el intento

joseluisafan

Una ensalada de poemas, relatos, cuentos y escritos varios. Descubrí que podía escribir y desde entonces le escribo... quizás un día lo lea ...

Te Conozco Bacalao

Un lugar para la diversión

buensalvaje

Desvíos para lectores de a pie

Cardiopatía poética

Cada palabra un latido, el silencio entre latidos otra palabra. Un blog de Miguel Lorente Acosta

Cambiemos el Mundo, cambiemos la Educación

Porque cada vez somos más los que queremos cambios y un mundo mucho mejor

Enric Ochoa-Prieto

Pensadlo, y luego olvidadlo.

A %d blogueros les gusta esto: