El padre de Billy Elliot

El padre de Billy Elliot

Billy_Elliot-3

No sé la  de veces que he visto Billy Elliot. Hoy la hacían en televisión y no he podido -ni querido- evitar volver a verla. Las buenas películas son como los buenos libros: No sólo no importa volver a ellos, aunque ya sepas lo que va a ocurrir, sino que diría que conviene volver. Siempre vas a encontrar algo nuevo, algo que te pasó desapercibido o detalles que no recordabas.
Supongo que el hecho de que hoy sea el “Día del Padre” ha hecho que me fije especialmente en ese personaje: el padre de Billy.

Muchas cosas han cambiado en nuestro concepto de que es ser padre (o madre) respecto a lo que eso representaba en generaciones anteriores a la nuestra. Frases del tipo: “Cuando seas padre, comerás huevos” “Porque lo digo yo, que para algo soy tu padre” y muchas del mismo calibre, nos parecen a día de hoy, totalmente desfasadas.

Si bien es verdad que en nuestros primeros años necesitamos que la figura paterna cumpla unos determinados requisitos, no es menos cierto que esos varían conforme crecemos. No podemos criar hijos con criterio, si luego no les permitimos ejercerlo. Que te cuestionen no resulta cómodo, pero es un saludable síntoma de que son seres completos y con capacidad de pensar por si mismos. Eso no significa que haya que transigir con ninguna falta de respeto, por supuesto. Y no, no nos gusta que nuestros hijos nos cuestionen, pero igual no nos viene nada mal que lo hagan…

Yo no quiero hijos con una fe ciega en lo que digo y lo que hago. Quiero hijos que sean seres completos e in-dependientes. El respeto ha de ser bidireccional.

Considero fundamental que los padres, además de marcar unas ciertas directrices, tengamos capacidad de escucha. Nuestro papel fundamental en realidad es el de “posibilitadores”. Posibilitadores del desarrollo completo de aquellos que en realidad no son nuestros, sino que sólo están bajo nuestro cuidado. Es algo que no debemos olvidar.

Nadie en este mundo ha nacido para satisfacer nuestras expectativas. Si bien es lógico y natural que intentemos que alcancen todo el potencial necesario para sentirse cómodos en la sociedad en la que tienen que vivir, no debemos olvidar que nuestro reto es conseguir que logren “sus” metas. Sean las que sean… Incluso aunque no sean las que un día soñamos para ellos. No son responsables de nuestros sueños. Sólo de los suyos.

Ser padres no es tarea fácil. Quien haya pasado la barrera de la admiración incondicional de sus hijos, sabe de que hablo. Tal vez un día descubras que ya no eres su referente vital. Tranquilo, suele ser algo transitorio… Si lo haces medianamente bien, un día volverás a serlo. Eso significará que hiciste un buen trabajo. Y mientras llega ese momento, tal vez harías bien en cuestionarte cuando ellos lo hagan. Nadie posee la “verdad absoluta”, ni tampoco puede trasmitir un mensaje si no es coherente con lo que predica.

Cuando tus hijos te cuestionen, cuestiónate. Tal vez no siempre sean justos, pero ten por seguro que sus dudas son sinceras.

Anuncios

Acerca de toyallabata

No sé si importa demasiado quién soy, pero si acaso diré que soy una persona inquieta y con ganas de comunicar. Me preparé para ser Decoradora de interiores y ejercí como tal durante unos años. Luego la vida se complicó un poco. Tres hijas, aún pequeñas entonces, un marido que viajaba continuamente y un cambio de ciudad complicaron la vuelta al mundo laboral. En algún momento decidí intentar reinventarme y en ello sigo. Estoy aquí por mi necesidad insaciable de comunicarme, de expresarme y de compartir ideas. Y porque adoro escribir, pero no solo de cuentos e historias vive el hombre.

2 Respuestas a “El padre de Billy Elliot

  1. Ana

    “Cuando tus hijos te cuestionen, cuestiónate”. Zas, ahí le has dado, Toya. Los hijos cuestionan sin querer, sin pretender hacer daño, también nosotras lo hicimos en su momento, tal vez ahora haya más cercanía para alzar la voz y más diálogo. Me quedo con esto y con ese remanente al que te refieres, si lo hicimos bien, algo queda. Gracias, Toya, por compartir tu reflexión en este día especial.

    Me gusta

    • Somos más viejos, no infalibles, Ana. Y me parece que tener la mente abierta a la crítica nos permite crecer. El “exceso de seguridad” nos limita. Es la duda la que nos permite evolucionar.
      Gracias por aportar con tu comentario.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

marzo 2015
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
El País de las Hadas by Isabel Jiménez

.....pequeñas historias...

Ficcionario de Javinac

Historias que nacieron para ser contadas

AUTOPSIA

____________________"Ver por los propios ojos"________Miguel Lorente Acosta______

Singularette

No solo soltera, sino singular

unmaldiaparaelpezplatano

Cuentos, microcuentos y cosas todavía más pequeñas

Como Ser Vegano

...sin morir en el intento

joseluisafan

Una ensalada de poemas, relatos, cuentos y escritos varios. Descubrí que podía escribir y desde entonces le escribo... quizás un día lo lea ...

Proyecto "Madres"

Desde "La Habitación de Lucía" queremos dar voz a todas las madres de hijos con diversidad funcional.

Te Conozco Bacalao

Un lugar para la diversión

buensalvaje

Desvíos para lectores de a pie

Cardiopatía poética

Cada palabra un latido, el silencio entre latidos otra palabra. Un blog de Miguel Lorente Acosta

Cambiemos el Mundo, cambiemos la Educación

Porque cada vez somos más los que queremos cambios y un mundo mucho mejor

Enric Ochoa-Prieto

Pensadlo, y luego olvidadlo.

TORMENTAS DE TINTA

Un blog para soñar, un blog para pensar, un blog para vivir...

A %d blogueros les gusta esto: