El sueño de Escher

Escher-Relativity-19531

Una y otra vez, tengo el mismo sueño recurrente con esa sensación  de estar atrapado en medio de ninguna parte. La regurgito cada noche y la rumio durante el día, preguntándome cuánto puedo tardar en digerirla y si alguna vez dejará de ser esa especie de engrudo que permanece en el estómago y me impide un sueño tranquilo.

Los sueños se han vuelto persistentes y recurrentes y, al amanecer, despierto a menudo con la frente húmeda, el ceño fruncido y el cabello desordenado porque la pesadilla ha vuelto a ocupar mis sueños. Una pesadilla perseverante e implacable.

Me revuelvo inquieto, deseando con toda mi alma poder evitarla; con poder encontrar la respuesta eficaz y necesaria y el conjuro preciso para disuadirla de no volver. Solo que sé que no tengo ni idea de cómo hacerlo.

Soñamos mil veces un sueño conjunto, pero ahora no estoy seguro de que tu sueño y el mío sean el mismo. Cuando el mío se hace presente, me pesan los párpados y, pese a la angustia, la necesidad de abrirlos y de escapar del terror, los siento tan pesados que soy incapaz de hacerlo. No basta con abrirlos, de hecho. También duele despertar y sólo logro hacerlo del todo cuando el sol está muy alto y su realidad resulta mucho más contundente que mis ensoñaciones.

Recuerdo encontrarme al fondo de un algo que resulta complicado de describir: Una especie de anfiteatro circular y vacío. En el centro del escenario, solo yo. En las gradas, absolutamente nadie. Aunque no sé si sería adecuado llamarlo anfiteatro, porque es un recinto cerrado. Cerrado y hermético. Es cubierto y en realidad, es semiesférico… Una especie de cúpula sin templo, solo ocupada por cuatro escalinatas en los cuatro puntos cardinales, por las que puedo subir y bajar a mi antojo. Intento inútil por otro lado, ya que no conducen a ninguna parte, salvo al muro que las (nos) contiene. Me pregunto, si tú sueñas algo similar ahora que ya no soñamos ni dormimos juntos.

 Norte, sur, este y oeste. Cuatro escalinatas absurdas. Una broma macabra… Una suerte de laberinto, en el que el orden, la simetría y el límite de los muros, resultan una vuelta de tuerca más allá de los que concibo cuando intento dibujar algo que se le asemeje. ¿Qué sentido podría tener subir o bajar esos peldaños absurdos? Me pregunto si alguien más sueña con anti-laberintos similares al mío. Si también delira en un cubículo análogo, tan absurdo y agobiante.

En el sueño, me pregunto qué clase de mente perversa podría concebir algo así y si alguien —algún dios o lo que sea— puede verme a través del óculo que remata la cúpula. Imagino una especie de divinidad malévola que se divierte encerrándonos a miles de hombres y mujeres en miles de absurdas cúpulas similares y que nos observa como un niño que arranca colas a las lagartijas y las deposita en agujeros excavados previamente, y luego se queda mirando, apostando cuánto durará el movimiento y cual será la que se agite por más tiempo.
No tardo mucho en entender el juego y que todo intento de hacer algo es absurdo y, cuando al llegar el sol al centro del día y situarse en la perpendicular del óculo, donde ese dios que imagino, podría verme mejor, me siento en medio de su estúpido ruedo y me quedo quieto. No quiero complacerle, si es ese su juego. Me niego a estar subiendo y bajando escaleras en un estéril intento de huída de su perversión. No quiero divertirle con mi muerte. Al menos, eso sí está en mi mano.

Al despertar, recobro la mente consciente y entiendo que quien crea el espacio en el que se desarrollan mis sueños soy yo mismo. Y siento angustia por ser capaz de concebir tal atrocidad.
Escher

Anuncios

Acerca de toyallabata

No sé si importa demasiado quién soy, pero si acaso diré que soy una persona inquieta y con ganas de comunicar. Me preparé para ser Decoradora de interiores y ejercí como tal durante unos años. Luego la vida se complicó un poco. Tres hijas, aún pequeñas entonces, un marido que viajaba continuamente y un cambio de ciudad complicaron la vuelta al mundo laboral. En algún momento decidí intentar reinventarme y en ello sigo. Estoy aquí por mi necesidad insaciable de comunicarme, de expresarme y de compartir ideas. Y porque adoro escribir, pero no solo de cuentos e historias vive el hombre.

7 Respuestas a “El sueño de Escher

  1. Pingback: El sueño de Escher | reduplasticart

  2. Clara

    ¿Sabes qué te digo, hermana? pues que lo que tendrías que hacer es dejar de escribbir en el blog y escribir un llibro con estos relatos, escritos, reflexiones….Escribes muy bien, transmites muchisímo y dejass siempre en el aire ese punto de inflexión que estimula la propia reflexión. Hazlo!! Haz ese libro y deja que pongamos tus palabras entre nuestras manos.

    Me gusta

  3. Me ha encantado el relato Toya… enhorabuena!!! 🙂

    Me gusta

  4. Ana

    Te aplaudo esta tarde, Toya. Un texto labertíntico, profundo y bien contando, que provoca lo que intentas: esa ensoñación claustrófica y personal de la que el protagonista quiere librarse. ¡¡Plas, Plas!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

enero 2016
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
El País de las Hadas by Isabel Jiménez

.....pequeñas historias...

Ficcionario de Javinac

Historias que nacieron para ser contadas

AUTOPSIA

____________________"Ver por los propios ojos"________Miguel Lorente Acosta______

Singularette

No solo soltera, sino singular

unmaldiaparaelpezplatano

Cuentos, microcuentos y cosas todavía más pequeñas

Como Ser Vegano

...sin morir en el intento

joseluisafan

Una ensalada de poemas, relatos, cuentos y escritos varios. Descubrí que podía escribir y desde entonces le escribo... quizás un día lo lea ...

Proyecto "Madres"

Desde "La Habitación de Lucía" queremos dar voz a todas las madres de hijos con diversidad funcional.

Te Conozco Bacalao

Un lugar para la diversión

buensalvaje

Desvíos para lectores de a pie

Cardiopatía poética

Cada palabra un latido, el silencio entre latidos otra palabra. Un blog de Miguel Lorente Acosta

Cambiemos el Mundo, cambiemos la Educación

Porque cada vez somos más los que queremos cambios y un mundo mucho mejor

Enric Ochoa-Prieto

Pensadlo, y luego olvidadlo.

TORMENTAS DE TINTA

Un blog para soñar, un blog para pensar, un blog para vivir...

A %d blogueros les gusta esto: